Nuestros fundamentos

La metodología se centra en la cooperación estructurada entre pares. Esto significa que dentro de un equipo, cada alumno tiene una tarea para el logro del objetivo grupal e individual. Esto permite que todos tengan igual oportunidad de aportar, que estén todos participando a la vez y que se dé una interdependencia positiva entre los estudiantes.

kids-1093758_960_720

¿Por qué aprendizaje colaborativo?

  • Genera interdependencia positiva entre alumnos, lo que incita a la participación y al compromiso de todos con el aprendizaje.
  • Promueve la formación de grupos heterogéneos y la aplicación de pautas para la interacción, lo que posibilita la equidad en las oportunidades de aprendizaje.
  • Fomenta la reflexión, discusión e intercambio constante de ideas, favoreciendo el desarrollo de habilidades que tienen mayor relación con el mundo actual.
  • Ofrece actividades que requieran de uso de diferentes estilos de aprendizaje, permitiendo avanzar hacia una educación inclusiva.

¿Qué son las actividades estructuradas?

Una actividad estructurada es una pauta de interacción, que secuencia las tareas que debe realizar cada alumno dentro de un equipo, para el logro de un objetivo común.

Dichas pautas son libres de contenido y replicables en cualquier asignatura y nivel.

Estas actividades promueven una interacción positiva de los estudiantes, quienes dependen de sus equipos para desempeñarse y donde el aporte de cada alumno es único y esencial. De este modo, cada estudiante se hace responsable de su aporte y se compromete con su propio aprendizaje, así como con el de sus compañeros.

Las actividades estructuradas favorecen la participación equitativa de todos los alumnos, al otorgarles la oportunidad de participar simultáneamente, incitándolos a cumplir con roles determinados para un aprendizaje cooperativo eficiente.

Las actividades estructuradas promueven una interacción más natural, en parte porque se parecen a los juegos de mesa; son efectivas porque son fáciles de jugar y fáciles de aprender. Así, la curiosidad y nivel de actividad propios de los niños, se convierten en un recurso que transforma la sala en un lugar motivante, desafiante y atractivo.

Existen más de un centenar de actividades que pueden adaptarse a diferentes objetivos, contenidos y niveles.

¿Quieres saber más acerca de la Fundación?

O si te interesa profundizar en nuestra metodología. escríbenos y nos pondremos en contacto para tomarnos un café y conversar sobre nuestros fundamentos y experiencias.